International Soccer Challenge





En la historia de los juegos de fútbol, a finales de los 80 llegábamos con una división entre dos formas de visualizar y de entender el tratamiento del deporte rey en un videojuego:

-La vista aérea: utilizada por ejemplo en el Tehkan World Cup, Kick Off, Emilio Butragueño.. : ofrecía como ventaja a los desarrolladore disponer de un modelado más simple de los futbolistas (con centrarse en la cabeza casi ya estaba todo hecho), haciendo que la carga gráfica disminuyese y poder utilizar la memoria sobrante para hacer más óptimo el rendimiento (mayor velocidad de acción).
Desde el punto de vista del jugador, aquellos a los que les gustaba este sistema siempre señalaban que tácticamente esta vista les favorecía más que un punto de vista lateral.

-La vista lateral: usada por ejemplo en el Mexico'86: aquí el modelado de los futbolistas y de los gráficos en general era más desafiante para los desarrolladores y diseñadores. Estos tenían que preocuparse de plasmar el cuerpo completo de los jugadores, las camisetas, pantalones, etc.
Los que agradecíamos este enfoque casi siempre creo que era porque nos resultaba más espectacular y realista.

El título de Red Rat Software que ahora nos ocupa rompía con todo lo anterior al intentar ofrecer una experiencia tan rica a nivel táctico como la vista aérea, como espectacular como resultaba en la vista lateral.
Y lo intentaron con una cámara inmersiva en la acción, que nos trasladaba directamente dentro del terreno de juego.



El resultado, aun con algunas carencias (las transiciones producidas entre los pases de los futbolistas resultaban muy toscas), no estuvo nada mal, y cabe ser valorado y actuó como predecesor de otros títulos como Striker (que parecería para el mundial de USA'94), o incluso el primer FIFA, aunque ahí adoptaron una perspectiva más isométrica.

Jugablemente me gustó porque se podía aprovechar para lanzar tiros potentes muy bombeados, que con un poco de dominio se convertían en letales para el portero contrario. Una vez controlado esto se volvía muy fácil y hacía que perdiésemos el interés.
De cualquier forma guardo un buen recuerdo de él, y creo que se merece un hueco en la historia.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares